martes, 18 de junio de 2013

Coleccionista de huesos. Jorge Coco Serrano




Cuando despiertes,
además de observar
tu quipu cabellera,
asegúrate que tu cuerpo
esté completo.


Por ti seré soprano desquiciado
y reventaré en pedazos,
con fuerza de planta animal,
tu núcleo, ese sexo pensador.

Por ti seré arcabuz disonante
y de un solo tiro
y de un solo jalón
terminaré con la última carne
que cuelga de tus huesos.

Entonces juntaré,
cúbito, rótula, peroné
y de esos huesos desgarrados,
molidos de tanto placer,
armaré una nueva mujer.

Por ti seré peor que yo.



Mujer,
si encuentras fracciones de tu cuerpo
regados por la cama,
perdóname,
no me las pude llevar.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada