martes, 30 de julio de 2013

Los nervios de intuir y no saber... Ana Asperilla

 




Los nervios de intuir y no saber, la risa, caminando con las manos hacia tu cuerpo. 

Pareces mi presa y me acerco despacio, no quiero hacer ningún movimiento brusco que te asuste y te haga salir corriendo.

Estoy tan cerca que si levantara una mano podría acariciarte y muero por hacerlo, comprobar que eres igual que en todos mis sueños.

Sigo flotando sobre ti, tú tampoco te mueves, ya es imposible hablar sin morder. Me acerco a tu boca, mis labios apenas te rozan temblando, la respiración entrecortada parece un susurro que me anima a seguir.

Quiero oler tu cuello y me inclino, eres dulce y caliente. Dejo un beso en tus hombros, sigues sin moverte. Pero ahora ya no hace falta, porque siento tu deseo al sentarme sobre tus piernas. Las cruzas para que tenga un sitio donde apoyarme, pequeño nido del que no quiero salir.

Te rodeo con mi cuerpo, ahora ya no puedes escapar y no sé si quieres.

Me miras a los ojos y veo que sonríes, me relajo. 

No peso.

Floto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada