viernes, 5 de octubre de 2012

Clítoris. Malicia Cool



      Tengo una moneda de plata
      en algún pliegue de la ingle,
      no pesa, no duele,
      me recuerda a mí
      brillando a la visita de los suegros
      deslumbrando a la bruja Baba Yagá
      retando a la más mona y arreglada
      disgustando a tu papá y a tu mamá.

No se te puede encontrar
      no estás a la venta
      ni en alquiler
      te he hecho yo con mis manos
      y te forjé, de algún modo, lunar.

Y ahora juegas invisible
    como fondo de un armario
    de los de empotrar.
    Te han puesto remaches finos
    de vino,
    polvo
    y azahar.
   No pesas, no dueles,
   tú, ancla diminuta
   rara,
   preciosa,
   feraz.



de Sois todos tontos. LápizCero Ed. 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada